Cuaderno de Oracion «Deja tu huella».

ImagenUno de los grandes privilegio de plasmar en letras las aventuras de nuestra vida y aun lo que Dios viene mostrándonos es poder compartirlo con ustedes. Cada vez que puedo (y alguien me ayuda) me doy ese pequeño gusto de compartir lo que escribo abusando de su generosidad. Tal es el caso del Cuaderno de Oración 2014 «Deja tu huella» editado por la Red de Intercesores del Uruguay. Esta agenda cumple el objetivo de convertirse en un recordatorio de como , por que y por quien orar , ademas de permitirnos conocer las letras y los pensamientos de diversos autores nacionales e internacionales. A continuación les dejo el articulo que , por gentileza de la RIU ha llegado  cientos de hogares uruguayos.

No perder al adolescente.

¿Te has puesto a pensar que hubiese sido del relato bíblico sin la intervención de los adolescentes? Aquellos primeros discípulos ,quienes  luego se tornaran en grandes apóstoles , promediaban la adolescencia a la hora de ser llamados por el maestro.  Cerca de 5 mil hombres junto a su familia ,hubiesen pasado hambre aquella tarde si no hubiese aparecido un pequeño muchacho con cinco panes y dos peces y ni hablar de aquel jovencito que desafío al paladín frente a la línea de batalla y cortó la cabeza de Goliat.

Los adolescentes siempre han sido poderosas herramientas en las manos del Señor ya sea por su pasión o esa noble actitud que arrastran de la niñez. Lamentablemente en estos tiempos son justamente ellos quienes más peligro corren, convirtiéndose en un blanco fácil. Según un estudio realizado el 59 % de los chicos de nuestras congregaciones se desconectaran de la vida de la iglesia al llegar a la edad de 15 años. Este mismo fenómeno sucede en el ambiente familiar. Niños ejemplares que se vuelven adolescentes difíciles y por ende padres en conflicto. La adolescencia se convierte en un desafío de volverlos a conectar con Dios , la familia y los valores morales.

Dos Recursos para enfrentar esta crisis.

 .2 de Timoteo 1:5

Una Herencia Espiritual- El Apóstol Pablo hace especial hincapié en la calidad de fe del joven Timoteo y su procedencia. Una fe sincera heredada de su abuela, practicada por su madre y traspasada hacia él ,lo condujeron al ministerio. La posmodernidad invita a descreer de las organizaciones y las verdades absolutas ,pero nada puede hacer contra el poder del ejemplo. Familias que practican lo que creen y traspasan esos modelos formaran discípulos sólidos y adolescentes conectados.

Un Discipulado “invasivo”. Pablo se convirtió en un padre espiritual con todas las letras. No solo le dio una oportunidad de ministerio, por encima de todo, trabajo en el carácter del joven. Sus consejos giraron en torno a las conversaciones (1 Tm 4:7) a mantenerse enfocado (1 Tm 1:18) y a vivir sobriamente (2 Tm 4:5) entre otras cosas. Las iglesias que mantengan un alto nivel de discipulado que afecte de manera constante el comportamiento de sus jóvenes y su vida social desarrollaran el carácter cristiano en ellos proveyendo sana dirección.

El desafío de no perder a esta generación está en nuestras manos. Lejos de  delegar la responsabilidad de pastorear a nuestros hijos pongamos la mano en el arado y vivamos una fe “no fingida”. Dios continuara usando adolescentes para seguir alimentando multitudes y a nosotros para formar en ellos el carácter de Cristo.

Ariel Osores

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s