Pasar Página

Estaba dando una charla cuando la conocí. La voy a llamar María, porque estoy seguro que algún día leerá este post y aunque ella sabe a quien me estoy refiriendo , no quiero que se sienta mal.

María aprovecho un break en la conferencia para acercarse. Me conto que en esos días cumpliría setenta y un año y que hacia muy poco se había recibido de Licenciada en enfermería. Entre lagrimas charlamos sobre su impresión sobre mi conferencia y me contó como había sido, para ella, la experiencia de la pandemia, el distanciamiento con sus hijos y el aislamiento social.

Cuando parecía que la conversación ya no daba para mas, soltó lo que llevaba guardado; -Yo conozco la aspereza, aun hoy no puedo perdonar a mi papá -,me dijo mientras secaba sus ojos con una servilleta.

¿Cómo puede ser que alguien cargue con tanto dolor por mas de 5o años? ¿Cómo es posible que halla criado a sus hijos, convertirse en profesional y aun en los tramos finales de la vida conservar una herida provocada por un padre áspero?

Es que para ser honestos, pasar pagina no es tan fácil. Por alguna razón, al igual que con los libros existen momentos en los que dar vuelta la hoja cuesta mucho.

Los seres humanos tenemos la habilidad de anclarnos al pasado y quedarnos a vivir allí por siempre. En ciertas ocasiones es la culpa la que no nos permite avanzar a un nuevo capitulo. En otras la falta de perdón, como en el caso de María, y a veces simplemente el temor a olvidarnos lo que hemos vivido. Sea por lo que sea, pasar pagina es necesario para seguir escribiendo la historia de nuestras vidas.

Cada quien da vuelta la hoja a su ritmo, su velocidad, pero no puedes quedarte parado en un capitulo que ya has leído. El pasado tiene nostalgia y esa sensación de haber sido la mejor temporada de tu vida, pero nos impide aventurarnos hacia nuevos giros en la historia. Cuando la nostalgia y la culpa se asocian pueden provocar una tristeza enraizada, perjudicial para el futuro.

Un día un hombre llamado Samuel, profeta, lloraba la muerte de Saul, su amigo y compañero. Las equivocas decisiones de Saul lo habían conducido a una muerte prematura ,dejando solo al cansado Samuel. En ese momento fue cuando una palabra oriento al profeta hacia un nuevo capitulo:

«Finalmente el Señor le dijo a Samuel: ―Basta ya de llorar a Saúl, porque lo he rechazado como rey de Israel. Toma un cuerno de aceite de oliva, ve a Belén y busca a un hombre llamado Isaí, porque a uno de sus hijos he escogido para que sea el nuevo rey». 1 Samuel 16;1

Fue esta pregunta la que da inicio a la temporada del rey David y todo lo que este provoco en su reinado.

¿Hasta cuando vas a seguir llorando por aquellos «Saules» que ya no están? ¿Hasta cuando vas a lamentarte aquellas cosas que no lograste? ¿Vas a quedarte mucho tiempo mas en ese capitulo de la vida o estas listo para pasar pagina?

Dar vuelta la hoja es saludable, enriquecedor y esperanzador. Nos posiciona frente a nuevos aprendizajes y nos permite darnos cuenta que quizás aun queda mucho libro por leer.

En mi experiencia personal, he tenido que pasar pagina muchas veces. Aunque me ha costado mucho, me ha tocado dar las gracias y saber que ciertas temporadas ya no volverán y con ellas , algunas personas tampoco. Ha sido saludable entender que no todo debe durar para siempre y que cada vez que un capitulo se acaba comienza otro mejor.

Espero tener la oportunidad de volver a cruzarme con María para preguntar si ya consiguió pasar pagina, se lo merece. Por lo pronto se que no quiero cargar con una herida por 50 años. Prefiero soltar, perdonar en fin prefiero pasar pagina.

Anuncio publicitario

Un comentario sobre “Pasar Página

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s