Destacada

Cúrate a ti mismo !


Estimados #PersonaldeSaludMental

Vaya este post para todos aquellos que dedican sus vidas a cuidar al otro. Desde el campo científico o el espiritual , pero su vocación se base en el esfuerzo de ver a los demás salir a flote.

Existe un refrán que uso Jesús en Lucas 4:23 , que dice así; «Entonces El les dijo: «Sin duda Me citarán este refrán: ‘Médico, cúrate a ti mismo; esto es, todo lo que oímos que se ha hecho en Capernaúm, hazlo también aquí en Tu tierra.'»

En estos días pienso en todos ustedes , a quienes les exigimos respuestas casi de manera despiadada. Intento , con dificultad, tener una mirada empática hacia aquellos a quienes presionamos de la misma manera que aquellos judíos y romanos lo hicieron con Jesús.

Como nunca nos hemos vuelto una sociedad difícil , que nos encanta poner en tela de juicio las habilidades ajenas y seguimos gritando «Cúrate a ti mismo»… Pedimos al psicólogo que les funcione sus «consejos» en su casa y le cargamos al Pastor o Sacerdote a que aplique sus «predicaciones » con su propia familia.

Somos de los que gritamos » Lo que oímos que hacías y decías , hazlo aquí» y la verdad es que el peor error que podemos cometer , aquellos que nos dedicamos a cuidar a los demás , es querer ser nuestros propios médicos y mucho menos curarnos a nosotros mismos….

Ningún medico se cura solo… y hasta la fecha no conozco a ningún psicólogo , pastor o sacerdote que no necesite de la escucha activa de alguien mas.

Hacer terapia no es un símbolo de debilidad, mas bien es un acto de madurez y reconocimiento. No eres débil en tu fe por entender que aunque eres «MEDICINA PARA OTROS» no puedes curarte a ti mismo.

Quienes gritaban y lo hacen aun , son los que un día sanaron pero hoy se han olvidado de sus dolencias. Somos así , olvidadizos cicatrizados de narices respingada. Se nos ha enseñado tanto a mirar hacia adelante que pareciera ser que hemos olvidado el sencillo arte de mirarnos hacia abajo y hacia adentro,

«Cúrate a ti mismo» es el reflejo de un corazón perversamente egoísta. Palabras que expresan el individualismo y el reduccionismo de ver al otro como un bien , aprovechable y necesario en tiempos de dolor personal , pero descarta ble en días de salud.

Hoy escribo con el corazón abierto para todos aquellos que ademas de luchar en el frente de batalla por amor a los otros , lidian con las voces de una sociedad liquida y sin valores.

Hoy dedico estas lineas a vos que sos «Medico » para alguien mas . Por favor NO TE CURES A TI MISMO-!

NO TE CURES A VOS MISMO porque conociéndote vas a lavar tu herida herida de manera superficial, colocar una venda como puedas y saldrás corriendo a atender a otro mas herido que vos … y eso , eso hará que TU HERIDA SE INFECTE …

NO TE CURES A VOS MISMO, dejate curar por otro…

En la cruz , a Jesus le gritaron de todo… El solo hablo con el Padre.

Quizás esa sea una buena alternativa; Hablar con EL PADRE cuando los que has curado quieran que te cures a ti mismo.

Destacada

El Fin de las Anécdotas.


El summum de una sociedad que todo lo descarta es la aniquilación de lo viejo o mejor dicho de los «viejos». Al parecer esta cultura de la «eterna juventud» ha caído presa de una fobia por las personas de la tercera edad. Esta temor tiene un nombre y apellido: Gerontofobia,

La Gerontofobia se define como ese rechazo y oposición a las personas de la tercera edad por ser un grupo social improductivo y una carga para los gobiernos. No solo se trata del miedo a envejecer (Gerascofobia) mas bien es un rechazo abierto a lo que representa el adulto mayor.

Si bien podríamos orientar este articulo sobre las implicancias económicas que representa el adulto mayor , mi verdadera intención es volver a poner en perspectiva a la vejez y la riqueza que proveen los ancianos en la sociedad actual.

Plata en sus cabellos…

Alguien dijo que las canas no son otra cosa que plata en sus cabellos. Lamentablemente esa mirada de honra al «viejo» se viene perdiendo de generación en generación, dando paso a una creciente ola de desprecio y desvalorización.

Mientras los orientales veneran a sus ancianos , nosotros los occidentales vamos haciéndoles sentir cada vez menos útiles aumentando la grieta generacional. Si a esto le sumamos la estrategia organizada de exterminio a la generación dorada ; la ecuación queda planteada.

Cuando señalamos a los viejos como decadentes o en desuso, en realidad comenzamos a impulsar una perdida irreparable para las sociedades modernas. Con la estigmatización , nos olvidamos que los adultos mayores son una fuerza poseedora de sabiduría ancestral.

Creo que la fobia que el mundo siente por la vejez tiene una connotación y mirada mas profunda que un simple hecho económico. Mas bien se trata de una clara intención de extraer, cual cirujano, todo intento por conservar tradiciones y valores, detrás del impulso de continuar promoviendo el relativismo como verdad absoluta. «El viejo» , no solo molesta por su improductividad, molesta por lo que simboliza.

Los «viejos » y la Iglesia estorban a quienes intentan , por todos los medios posibles , establecer un Nuevo Orden Mundial. La Iglesia por ser columna y baluarte de la verdad y a la presente quien detiene la maldad y los «viejos » por ser la última generación en ser testigo de un mundo distinto. 

Son justamente nuestros padres y abuelos quienes mantienen vivas esas historias y permiten, por medio de la tradición oral , la continuidad de la sabiduría popular cargada de valores. La idea es sencilla: «La muerte del anciano es el fin de las anécdotas». Con la muerte de las historias ya no queda quien traiga a memoria los tiempos vividos.

La muerte del anciano es traspasar todo limite conocido. La Biblia nos brinda un consejo:

No traspases los linderos antiguos Que pusieron tus padres. Proverbios 22:28

Las generaciones antiguas son las que han ayudado a colocar limites invisibles , marcados a fuego en nuestros corazones. Una «ley de Dios» grabada , ya no en tablas de piedra sino en las mentes de aquellos que se han dejado mentorear. Esto molesta a quienes , con planes estrategicos buscan favorecerse,

La Biblia los adelanta como gente feroz , de lengua extraña que no respeta al anciano, ni perdona al niño (Deuteronomio 28:50) Tales características nunca fueron tan obvias.

Ante todo esto , ¿que podemos hacer?

Hoy, una vez mas debemos denunciar lo que esta mal , errado y dañino para nuestra sociedad. Es necesario un cambio de paradigma , donde vemos al viejo como fuente de sabiduria y consejo y no como un estorbo.

Nos urge la necesidad de fortalecer la autoestima y volver a validar a nuestros abuelos , como personas con valor extremo en nuestras familias. En estos tiempos difíciles , nos toca estar cerca y ser oído para sus historias , mientras somos su voz para los poderes.

De nosotros , los que venimos mas atras, depende que este no sea el exterminio de las anecdotas , la sabiduria y mucho menos de la gente que amamos.

En estos dias , ser iglesia tambien es defender a quienes hasta hoy nos han ayudado a establecer los limites morales que nos contienen sin derramarnos detras de nuestras propias conveniencia,

Yo me sumo y propongo ; #ConlosviejosNo

Destacada

Lanzamiento de Padres Imperfectos.


Ya es una realidad! Padres Imperfectos ya esta entre nosotros.

Luego de varios meses de dedicacion y esfuerzo en conjunto a un equipo extraordinario el nuevo libro de Ariel Osores ya esta disponible. Son 192 paginas cargadas de principios y herraminetas practicas en el arte de la paternidad.

En este libro aprenderás como enseñarles a tus hijos a ser cada dia mejores , mientras tu renuevas las fuerzas en cada párrafo.

En 13 capítulos escritos a corazón abierto , Ariel Osores recorre los principios mas importantes a tener en cuenta en el desafío de la paternidad responsable.

Aprende :

  • Estilos de crianza
  • Formación del carácter
  • Enseñarles a oír
  • Estabilidad emocional
  • Como establecer limites y mucho mas…

Hoy y hasta el 20 de diciembre queremos ofrecerte un 30 » de descuento en la pre venta para que puedas reservar tu ejemplar y asi seguir siendo inspirado.

Si queres reservar el tuyo , solo tienes que dejarnos un mensaje en la pagina y te lo enviamos a tu casa.

Haz click aquí y reserva el tuyo.

No me des un «Like» decime que te gusta!


Somos constantemente incitados a reaccionar a todo lo que vemos, escuchamos o leemos. Aun nosotros mismos somos parte de esta dinámica «sugiriendo» a los lectores comentarios , likes o devoluciones que nos provocan a su vez mayor interacción.

Ariel Osores

Los expertos lo llaman «call to action» , enseñando que es necesario incitar a quien ve a tomar una acción activa suscribiéndose o generando un feedback.

Nos hemos vuelto productores de contenido , pero a su vez obsesivos de las reacciones ajenas. Es interesante que quienes pregonan no importarle las opiniones de los demás se vuelve tan adicto como los otros, en espera de reacciones a sus fotos, comentarios, memes o tuits. En esta linea de pensamiento es necesario re plantearnos aun acerca de como reaccionamos a lo que estamos siendo motivados.

Según una encuesta realizada por la firma Harris Poll , el 36% de los millenials utilizan tanto los gifs como los emojis para comunicarse. Aun el 80% de los encuestados aseguran que son un muy buen complemento del lenguaje. La razón fundamental del uso de estos emoticones parte de la premisa de la inmediatez. El cerebro procesa mucho mas velozmente las imágenes que el texto (60 mil veces mas rápido- Corporación 3M). A demás «suavizan» el tono de un mensaje o expresan lo que no queremos – o podemos- decir en palabras.

Dentro de los emojis mas usados se encuentran las caras felices (48%), le sigue Caras tristes (14,33%) , corazones (12,5%) , gestos con las manos (5,3) y otros mas.

Vyvyan Evans, profesor de lingüística de la Universidad Bangor del Reino Unido y autor del libro The Emoji Code (El código Emoji), dice » “Alguien que no los use (emojis) es alguien que no sabe comunicarse efectivamente y, por ende, que tampoco es efectivo en provocar una respuesta emocional”.

Alto, detente!

Estoy seguro , que al igual que yo , usas emojis en tus comunicaciones. Seria una tonteria negarlo a esta altura del partido. El problema no es ese realmente , el desafío real lo tienen tus hijos.

Es paradójico que hoy, mas que en ningún otro momento de la historia , se le ha dado tanta importancia a las emociones. A estas alturas todos sabemos sobre la importancia de conocer las emociones y aprender el difícil arte de «ponerlas en palabras». Dentro de la disciplina de la gestión de las emociones la inteligencia interpersonal es la que nos sugiere el manejo de lo que sentimos en relacion a los demás. Lo ilógico es que aun con todo esto , las palabras no son tan importantes y bien están siendo remplazadas por estos nuevos códigos.

La pregunta que me surge es la siguiente; ¿ Como podrá una generación , criada con emoticones, lograr decir lo que siente o poner en palabras lo que le sucede interiormente?

Hace unos días hablaba con una psicóloga amiga y coincidíamos en los beneficios de las miradas, las palabras que exteriorizan y aun el lenguaje no verbal. Estas practicas también son principios eternos que siempre funcionaran y que estos nuevos conceptos de comunicación terminan afectando. Si Evans tiene razón , a la larga quien no maneje este lenguaje no podrá comunicarse efectivamente o no podrá generar una «respuesta emocional». Dicho de otra manera , las respuestas emocionales de los demás, sucederán por los códigos y no por las intenciones.

¿Algo por hacer?

Creo que los gifs y emoticones seguirán siendo parte del lenguaje. No falta mucho para que sean aceptados por la Real Academia , si es que ya no lo son y yo no lo se.

El asunto es continuar trabajando en esta idea crucial de poner las emociones en PALABRAS. Educarnos y educar para una gestión responsable de la inteligencia intrapersonal e interpersonal. Que nuestros hijos sepan que les pasa , porque les pasa lo que les pasa y sobre todo como se llama lo que les pasa para poder decirlo.

Debemos generar espacios de encuentro donde el único código sea el oral y el único objetivo sea conectarnos interiormente para conocernos y apoyarnos mutuamente. Ya habrá tiempo para «caritas , corazones y manitos» cuando estemos hablando de cosas triviales , no para las importantes de la vida.

Comparto 3 ideas para ayudarnos a poner en palabras lo que sentimos.

1- Diferencia «Likes» de emociones – Debemos de dejar de ser automáticos a la hora de reaccionar y comenzar a pensar (y enseñarle a nuestros hijos) que es lo que realmente me genero lo que acabo de ver. Este ejercicio te ayudara a conocer lo que realmente pasa en tu interior. En ciertas ocasiones descubrirás que lo que viste /leiste o escuchaste «no te gusto», sino que te trajo a memoria otras cosas o te conecto con situaciones del pasado.

2- Una «sensación» una «palabra»– Todos hemos pasado por esas circunstancias, quizás en una evaluación o en una encuesta, donde nos piden que califiquemos algo con una sola palabra. Este ejercicio me ayuda a poder ponerle nombre a lo que siento. De esta manera nos obligamos a pensar lo que esta sucediendo interiormente.

3- Diario de emociones– Escribir siempre nos conecta. Tener un diario , cuaderno donde registrar las emociones mas comunes que se disparan en un día cotidiano y la manera en la que reaccionaste. Este ejercicio nos ayudara a conocernos mejor , saber que me enoja , alegra , entristece y como reacciono ante lo que siento.

«El beso a la tía»


Yo vengo de la generación que aprendió a saludar a todos , ¿y vos?

A conocidos y desconocidos , amigos , enemigos. Gente importante o la menos conocida siempre y en toda ocasión, habría de saludar.

«El saludo no se le niega a nadie- me decía mi abuela mientras , con un leve empujoncito, me animaba a darle un beso a quien había visto por primera vez. Aquellos años dieron su fruto. Hoy al igual que vos, que sos de mi generación , no me cuesta entrar a un negocio dando los buenos días o levantar la mano (en señal de saludo) cuando conduzco en la ruta.

Saludar a todos , no era un simple acto protocolar, mas bien era la muestra del nivel de educación de nuestros padres. El hijo que saluda cordialmente a la visita, al llegar o al despedirse era un «hijo Bien educado» , mientras que aquellos que no lo hacían lograban hacer arder la cara de vergüenza de sus padres.

El misterio del saludo tampoco era un asunto fácil. Nuestros padres nos amenazaban de camino con frases que convencían a un muerto

– Cuando lleguemos saludas a todos! ¿Entendiste? Sino en casa hablamos!

– ¿Me escuchaste , no?

En ciertas ocasiones , el baño de la casa también servía para acomodar las ideas de algún que otro adolescente «desacomodado».

Siempre quise saber que pasaba ahí adentro , pero lo cierto es que los niños salían con la cara lavada, el pelo mojado , los ojos hinchados y con muchas ganas de saludar.

Si aprender a saludar era una escuela , la universidad era el beso a la tía.

No se porque pero todos tenemos alguna anécdota con una tía , de sangre , política o una amiga de la familia de toda la vida, a la que nos costaba saludar mas que a otras. Quizás debió ser la impresión que nos causaba esa señora mayor (cuando éramos niños , la vejez era todo un dilema) o en algún caso por que sabíamos a lo que nos enfrentábamos. Si nos acercábamos podíamos llegar a ser victima de los aprietes de cachetes , abrazos prolongados , algún que otro piropo incomodo (Estas hecho un hombrecito!) o lo que seria , aun fatal; que te pinchen sus bigotes.

Lo cierto es que el beso a la tía era la graduación a la maestría del saludo. Luego de eso estarías preparado para convertirte en un verdadero ser social. Escapar no era una opción , para eso había servido la charla previa y sino cinco minutos en el baño.

En la actualidad hay un auge por mantener al niño libre de cualquier presión. La psicología moderna impulsa a los padres a no obligar al niño a hacer nada que el no quiera. Debido a esta nueva conciencia sobre el abuso infantil y la idea de un niño «sujeto de derecho», desde el estado y apoyado por nuevas corrientes psicológicas ,estamos educando a una generación cada vez mas apática a la familia y cada día con menos capacidad de socialización.

Hoy es común llegar a una casa y que el niño de 5 o 6 años te de vuelta la cara obviando el saludo a los recién llegados. Lo que es peor aun es que los padres han comprado la idea de «no forzar» al niño , a fin de no coartar su libertad y lejos de re educarlos, aplauden esta conducta.

Mientras algunos cuestionan que a los niños no se les puede obligar, yo quisiera pensarlo de otra manera. Si bien el niño no debe ser obligado , si debe de ser educado. Si la idea de obligar a mi hijo, a hacer algo que va en contra de su voluntad, me causa algún tipo de controversia , entonces te invito a pensar en la necesidad de una nueva re educación.

Nuestros hijos deben de ser educados para ir a bañarse , aun cuando no quieren hacerlo. Necesitan ser educados en la necesidad de ir a la escuela y aprobar las materias , aun cuando quedarse en la cama sea mas tentador. Y por supuesto , será de gran ayuda que sean educados en el respeto a los mayores , saludando por ejemplo, porque esto les dará buenas habilidades de cara al futuro.

Personalmente no conozco a nadie (puede que exista) que le haya ido mal en la vida por aprender a saludar. Mas bien estoy convencido que quienes aprendieron a «besar a la tía» son mas educados , respetuosos y consientes de las jerarquías familiares (Vital para el buen funcionamientos de sus propias familias en el futuro)

Entonces , ¿Qué hago si mi hijo no quiere saludar?

Nunca la violencia debe ser una herramienta en la educación. Es mas, la violencia se anida en la impotencia de un padre que se le han agotado los recursos. A respetar se aprende , desde pequeños. Salude usted con cordialidad y sus hijos habrán visto el primer ejemplo a seguir.

Negociar con ellos también es una opción. Funciono antes , lo seguirá haciendo ahora. Que nuestros hijos entiendan que esa persona que esta parada enfrente es alguien importante y digna por el simple hecho de ser persona. Nuestro saludo respetuoso le hará sentir bien.

¿Tanto lio por un saludo?

No , en realidad es una cuestión de dignidad. De enseñarle a nuestros hijos a tratar con las personas, a ser educados aun en las situaciones mas criticas (beso a la tía «Bigotes») y de seguir educando con valores. También es una preparación para el futuro. Un diferenciador en una cultura cada vez mas metida hacia dentro.

Quizás aun estemos a tiempo y no seamos nosotros la ultima generación que aprendió a dar dignidad al prójimo.

Vale la pena intentarlo , todos tenemos una tía cerca para practicar….